Hoy se estrena en cines ‘Espirítus oscuros’ y esto debe saber

MasterMusic

La cinta es producida por Guillermo del Toro y presenta a una criatura mitológica y antropófaga.

Con una destacada dirección de fotografía, un uso deslumbrante del sonido, un elenco estelar y la presentación de una criatura terrorífica que amenaza a un pequeño pueblo, Espíritus oscuros (Antlers)del innovador director Scott Cooper, posee todas las características de un clásico de terror contemporáneo.

La historia presenta a Julia (Keri Russell), una maestra de una escuela en un pueblo minero en ruinas de Oregon, donde el desempleo y las adicciones han hecho estragos. El medio ambiente, que alguna vez fue hermoso y exuberante, ahora lleva las cicatrices de décadas de abuso por parte de los humanos. Paul, el hermano de Julia, es el sheriff del lugar. Ambos tienen una historia familiar oscura que les ha causado daño a ambos, y ella recientemente regresó a sus raíces mucho tiempo después de haber escapado de su hogar, cuando era adolescente. Julia comienza a preocuparse cada vez más por el bienestar de uno de sus alumnos, Lucas (Jeremy T. Thomas), un niño introvertido y solitario que sufre bullying en la escuela. Lucas está ocultando un secreto aterrador relacionado con la desaparición de su hermano menor y de su padre, traficante de drogas, mientras que, al mismo tiempo, el Sheriff Meadows investiga una serie de asesinatos horripilantes e inexplicables cometidos en la zona.

Los actores debieron trabajar junto con una mítica criatura vívidamente retratada por la cámara de Cooper. “No he visto al wendigo aún, pero sé que está por ahí”, dice Russell. “Lo veré durante tres días seguidos, cuando rodemos algunas escenas, y en parte sentí que sería mejor y más terrorífico conocerlo cuando sea necesario. Será más divertido. Pero por lo que he visto, luce increíble y completamente terrorífico”, dice.

Cuando Cooper asumió el proyecto, comenzó perfeccionando el guion, desarrollando el tema de las familias divididas en un pueblo que ha tenido mejores días, acurrucadas en lo que alguna vez fue un lugar hermoso que fue traumatizado por la minería. El wendigo, en el mito nativo norteamericano, es una venganza de la naturaleza contra una humanidad cruel que abusó de ella.

Guillermo del Toro, uno de los productores, dice que el filme representa para él la próxima etapa en una vida artística definida por ampliar los límites de los tropos narrativos. “Lo que traté de hacer a lo largo de mi carrera, desde Cronos pasando por El espinazo del diablo hasta El laberinto del fauno, fue tomar cosas que son comunes al género de terror y llevarlas a cabo de maneras diferentes –dice Del Toro–. Lo dije muchas veces, pero el terror y los cuentos de hadas son el mismo tronco con dos ramas diferentes. Por ejemplo, la historia de «Hansel y Gretel» es esencialmente una historia de terror: ¿Dos niños son abandonados en el bosque y los encuentra una bruja que se los quiere comer? No es precisamente una historia reconfortante. Creo que Scott se esforzó muchísimo por darle a Espíritus el mismo tipo de atmósfera. Hicimos el rodaje en la región noroeste de Canadá, con la niebla y los árboles. No quiso transigir. Dijo: «Yo quiero esa atmósfera. Quiero los lugares reales. La realidad es insustituible». Y esa es la belleza de la película. Es una historia mítica de terror”.

El elenco está conformado por Keri Russell (The Americans, Star Wars: El ascenso de Skywalker), Jesse Plemons (El irlandés), Graham Greene (Wind River), Scott Haze (Venom), Rory Cochrane (Black Mass: Estrictamente criminal), Amy Madigan (Adiós pequeña, adiós), con la presentación de Jeremy T. Thomas como Sawyer Jones.

Ahora es tiempo de conocer 8 aspectos que debe saber antes de ir a ver este nuevo filme de terror estrenado en Ecuador.

Es el resultado de la visión de Cooper, en alianza con un referente indiscutido del cine de terror. El realizador mexicano Guillermo del Toro, ganador del premio Oscar por La forma del agua, es productor del filme. “Nadie conoce este género, y por supuesto a las criaturas, mejor que Guillermo. Posee un conocimiento casi enciclopédico del mundo de los monstruos y sabe cómo podemos hacer algo realmente único. Yo no hubiese hecho la película sin él porque sabe mucho más sobre este mundo que yo”, confiesa Cooper.

Como las mejores películas de terror, la trama es el vehículo para revelar problemas sociales y fracturas familiares. “¿Cómo puedo hablar de lo que pasa en Estados Unidos en la actualidad y de alguna manera llevar esos temas al terror? Para mí, las mejores películas de terror contienen elementos de crítica social, además de explorar los miedos y las debilidades que nos aquejan a tantos de nosotros”, dice Cooper. En este sentido, la actriz Keri Russell asegura que hay muchos pueblos de Estados Unidos que viven la realidad que se muestra en la película. Al respecto, agrega: “Para mí, el monstruo de Espíritus oscuros es una analogía de la destrucción de las familias, ya sea por el uso de drogas, por el alcoholismo o por la pérdida de empleo”.

El wendigo es una criatura parecida a un ciervo, proveniente de la mitología de los pueblos alonquinos, oriundos de la costa oriental de Canadá. Se considera una criatura destructiva y antropófaga asociada con el invierno, el frío y el hambre, y está presente en el sistema tradicional de creencias de muchos pueblos de lenguas algonquinas, como los Ojibwa, los Saulteaux, los Cri, los Naspapi y los Innu. En la película, el wendigo mide 2,5 metros de altura y es un auténtico hito de la ingeniería que combina animatrónica, robótica y diseño. 35 personas trabajaron en la etapa de pre producción para dar vida al monstruo, valiéndose de técnicas de escultura CGI y versiones de arcilla. El resultado final es una criatura impactante, mezcla de uapití, alce y ciervo, en tonos de mineral de hierro.

En la película, una criatura ancestral conocida como wendigo ocupa el centro de la escena, y las tradiciones de los pueblos nativos de Estados Unidos son, por lo tanto, parte esencial de la trama. Para asegurarse de que el contenido al respecto fuera respetuoso de estas tradiciones, el equipo trabajó codo a codo con expertos en el tema. Por un lado, Cooper contó con el apoyo del director Chris Eye, cuyo conocimiento sobre la mitología nativo es extenso. Eye lo asesoró sobre el impacto que tiene la mitología de un monstruo nativo en una cultura que vive en un suelo valioso para los nativos. La producción trabajó, a su vez, con la asesora de pueblos indígenas Grace L. Dillon.

Karin Nosella, diseñadora de vestuario de la película, cuenta que apenas leyó el guion vinieron a su mente las imágenes del oeste estadounidense de los reconocidos fotógrafos Mary Ellen Mark y Richard Avedon. “Llevé esos libros a mi entrevista con Scott Cooper y me dijo: ‘Esto es exactamente lo que queremos, porque aunque el filme no es una película de época, los personajes están todos angustiados’. La película es sobre gente olvidada, niños olvidados por padres que tienen problemas con las drogas. Eso es lo que quería mostrar a través del vestuario”, explica Nosella.

En el proceso de selección del elenco, el equipo de producción hizo una búsqueda extensa del joven actor que interpretaría a Lucas Weaver, el enigmático alumno que esconde oscuros secretos. Cuando Cooper vio a Jeremy T. Thomas, de 12 años, inmediatamente supo que era el indicado. “Creo que vi alrededor de 900 niños. Quería a alguien que luciera como marginado de su grupo social, pero que tuviera una vida interior muy rica y profunda, y alguien con un carácter físico único, que pudiera expresar y transmitir mucho sin diálogo, lo que hacen los mejores actores, y eso significa que puedes conectarte con ellos a nivel emocional y no solamente a nivel técnico”, comenta el director.

Desde un primer momento, Cooper supo que era de gran importancia filmar la película en locaciones reales. Tim Grimes, diseñador de producción, dice que, en ese sentido, el director y él estaban en sintonía. “Él y yo operábamos desde un mismo lugar, en el sentido en que los dos queríamos que los platós y las locaciones se sintieran reales y ancladas, de modo que cuando introdujéramos al mítico Wendigo, hiciera mucho más impacto”, relata Grimes. El rodaje tuvo lugar en el noroeste de Canadá, entre la niebla y los árboles. Agrega del Toro: “Scott dijo: ‘Quiero lugares reales. La realidad es insustituible’. Y esa es la belleza de la cinta. Es una historia mítica de terror”.

Cooper y del Toro no dudan en asegurar que, en definitiva, Espíritus oscuros es una historia de reivindicación. Al respecto, Cooper concluye: “El wendigo representa el trauma histórico que enfrentaron los pueblos nativos, el canibalismo cultural, si se quiere, que tuvo lugar en forma de ‘capitalismo’, desafortunadamente, desde que los ingleses, los franceses y otros arribaron a las costas de América del Norte. Por eso es una parte tan importante de su mitología. La degradación ambiental que nosotros, los estadounidenses, y la gente de todas partes del mundo, hemos provocado. En cierta manera, la película es, en esencia, la reivindicación suprema de la naturaleza”.

Reply

Abrir chat
1
Hola Master Music Radio y Televisión